Lo que No Sabes acerca Efesios 6 diez 18

Por admin

Contenido

efesios 6 diez 18

11Pónganse toda la armadura de Dios a fin de que puedan hacer en frente de las artimañas del demonio. 13Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. La armadura de DiosEn el artículo “El demonio y sus maquinaciones” hemos proporcionado mucha información sobre nuestro enemigo el demonio. ¿Te figuras un tanto solamente lo que sería que Cristo habitara en nuestros corazones?

efesios 6 10 18

Leer mas sobre programa almacen aqui.

Leccion 1: Toda La Armadura De Dios

Hay un reino espiritual, alén de nuestra vista finita, donde la batalla por las almas se está librando en estos instantes. Entonces tomaba el escudo de fe, el yelmo de salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Si ella no salía con toda esta “armadura imaginaria puesta,” entonces ella no sentía que estaba lista para confrontar al enemigo. Un hombre o mujer de integridad, con una conciencia limpia, puede enfrentarse al enemigo sin miedo.El cinturón asimismo mantiene la espada. Si no vivimos una vida EN LA VERDAD, nosotras no vamos a poder usar la Verdad de la Palabra.

Leer mas sobre estilodevidavegano.com aqui.

Moisés también trató de conseguir el poder con una espada física, pero descubrió que la Palabra de Dios era bastante para vencer a Egipto. En el momento en que Jesús fue arrestado en el Jardín de Getsemaní, Pedro trató de PROTEGERLO usando una espada física, pero aprendió en Pentecostés, que la espada del Espíritu es sensiblemente más vigorosa. SI POR FE,NO apagamos los dardos, éstos prenderán un fuego en nosotros, vamos a terminar desacatando a Dios. Nosotros no comprendemos cuándo Satanás nos va a disparar un dardo, así que debemos caminar por fe, empleando el escudo de fe. “Venga mañana y le mostraré las murallas de Esparta.” Al día después el rey llevó a su invitado al campo donde estaba el ejército con su armamento de batalla, y sus escudos relucientes bajo el sol.

efesios 6 10 18

En estos mismos instantes, una guerra espiritual se está realizando en las esferas divinos, y tú y yo, somos una parte de esta batalla. La definición de la palabra “planeta” es fundamentalmente “una sociedad separada de Dios.” “La carne” es la vieja naturaleza, que hemos heredado de Adán, una naturaleza que se enfrenta a Dios, y que no puede hacer nada espiritual para agradar a Dios. No podemos olvidar que para mantenernos firmes en esta guerra es dependiente de la solidez de nuestra fe y seguridad que pongamos en la gracia y en el poder del Espíritu Santurrón, pues el ahínco humano no es con la capacidad de triunfar.

efesios 6 10 18

Lea mas sobre gestiondeflotasdetransporte aqui.

Es triste pero hay que admitir que los cristianos de el día de hoy no están apasionados en la armadura por el hecho de que sienten que no están comprometidos en ninguna guerra. Yo recuerdo hace años, en el instante en que todavía era una pequeña en el Señor, una amiga me contaba que cada mañana, antes de salir de su casa, ella hacía SU RUTINA de ponerse toda la armadura de Dios. Y ahora, hermanos, háganse fuertes en unión con el Señor por medio de su fuerza vigorosa. Protéjanse con toda la armadura que Dios les dio, a fin de que logren estar firmes contra los engaños del demonio. Por el hecho de que no estamos peleando contra la multitud de carne y hueso, sino más bien en oposición a malignas fuerzas espirituales del cielo, las que tienen mando, autoridad y dominio sobre este mundo obscuro. Vístete cada día con la armadura de Dios, pasa tiempo en oración delante de él, estudia su palabra y mantente alarma frente a los asaltos del enemigo.

Sino más bien la justicia de Cristo, dada por Dios y aceptada por la fe, esta justicia resguarda el corazón de los asaltos de Satanás, almacena el corazón de sus acusaciones. Al tiempo que te hayas puesto esta corazón, esto es, que desde lo profundo de tus pensamientos entiendas y admitas que eres justo ahora mismo y para toda la vida ante Dios. El católico está enfrentado a un enemigo espiritual, esto es, la riña es espiritual. Por esa razón las armas a utilizar para la defensa no son tangibles, precisas un poder espiritual.

efesios 6 10 18

El yelmo es igual a un casco, y este asiste para resguardar la cabeza. Si sostienes tu cabeza ocupada, renovando todos y cada uno de los días, los entendimientos de la Palabra de Dios la proteges de los asaltos del malvado. Ya que en tiempos de guerra es fácil dudar y opinar que no somos salvos. Lo que supone saber su Palabra, el cual es un requerimiento para el florecimiento de la fe. En la medida en que, de nada te sirve comprender la Biblia entera si no crees en lo que afirma.

Aparte de todo lo mencionado, tomen el escudo de la fe, con el cual tienen la posibilidad de apagar todas las flechas encendidas del maligno. Aparte de hacer mas fuerte tu fe, tendrás una comunidad en la que apoyarte para en el instante en que poseas luchas. Tres de los evangelios describen el episodio en el momento en que Jesús fue al desierto para ayunar y rezar. Al final de su ayuno, se le acercó Satanás, que trató de tentarlo tres ocasiones a pecar. Por servirnos de un ejemplo, si tienes problemas con la envidia, un ataque espiritual podría manifestarse como un nuevo vecino que semeja poseerlo todo.

Dios no quiere vernos vivir en derrota sino en victorias. Dios no desea vernos tristes, ni caídos, quiere vernos firmes, parado frente nuestro contrincante. Es de esta forma como suena lo que afirma Satanás en el momento en que un alma va a efectuar una obra de fe. Cada palabra debió ser como un dardo de fuego para Abraham en la situación donde se encontraba, pero lo que había escuchado no era un mal entendido, actuó con valentía y prosiguió adelante por el hecho de que Dios así lo había dicho, y nosotros entendemos lo que pasó después. Los dardos de fuego de Satanás rebotaron simplemente contra el escudo de la fe.

Al paso que, Dios trata de decirme que en el instante en que Cristo murió yo morí con El, que mi “producto interior salvaje” no vale para nada, que debo dejar vivir a Cristo en mí. Que sus planes son proyectos eternos, que su crónica en mi generará todo el fruto del Espíritu Beato. Sin embargo la iglesia debiese ser un hospital donde se sanaran todo tipo de lesiones. Debiese ser el campamento de instrucción para realizar a los creyentes para la guerra que indudablemente deben combatir.

efesios 6 diez 18

Acerca del autor

admin

Leave a Comment