3 Técnicas para El Centurion Y Jesus

Por admin

el centurion y jesus

Y al regresar a casa los que habían sido mandados, encontraron sano al siervo que había estado enfermo. con lo que, ni aun me tuve por digno de proceder a ti; pero di la palabra, y mi siervo será sano. de Jesús, le envió unos jubilados de los judíos, rogándole que viniera y sanase a su siervo. Y el siervo de un centurión, a quien este tenía en enorme estima, se encontraba enfermo y a punto de fallecer.

—Les aseguro que no en Israel hallé tanta fe como en este hombre. Ese salto de fe es lo único que permite que Dios y el hombre se conecten. No pues la fe sea un mérito o una obra – como algunos creen – o ya que la fe sea la adhesión de un grupo de doctrinas sino ya que la fe es la mano tendida y abierta que puede recibir lo que no se merece, pero Dios da. Esa era la fe que Jesús no había encontrado en Israel – hemos visto los antecedentes en entregas previas – pero que resultaba indiscutible en aquel centurión, un pagano integrante de un ejército de ocupación. El relato apunta a realidades espirituales de colosal interés.

La Fe Del Centurión

Los hombres vinieron a Jesús y le suplicaron que sanara al sirviente del centurión. “Si alguien merece tu asistencia, es él; puesto que quiere al pueblo judío y hasta construyó una sinagoga para nosotros.” Así que Jesús fue con ellos. El centurión tenía plena fe en la palabra de Cristo (“di la palabra, y mi siervo va a ser sano”). Esto fue el enorme inconveniente con el pueblo de Israel, ya que no creían la palabra de Cristo. Un gentil centurión con autoridad en Palestina tiene bastante para enseñarnos sobre la verdadera humanidad.

el centurion y jesus

3Cuando el centurión oyó charlar de Jesús, le envió unos retirados de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo. Y al regresar a casa los que habían sido mandados, hallaron sano al siervo que había estado enfermo. Después que acabó sus palabras al pueblo que lo oía, entró en Capernaúm. Este centurión entendía con perfección lo que es la autoridad y la obediencia. Si bien la mayor parte de los romanos eran odiados por los judíos, este era apreciado y respetado por ellos. Más allá de que múltiples esclavos eran maltratados por sus amos, este hombre quería a su siervo y se preocupaba por él.

Leer mas sobre software parque herramientas aqui.

el centurion y jesus

Se podría mantener hipotéticamente que Jesús intercede, entonces, por la salud del amante del centurión, no por su condición homosexual, sobre la cual no hace ningún juicio condenatorio. Llama la atención que, siendo la civilización grecorromana tan transigente con la homosexualidad y, además, caracteristica de la helenización en la Palestina del siglo I, no apareciera ninguna referencia o enseñanza de Jesús sobre exactamente exactamente la misma en los Evangelios. Curiosamente, el centurión de Cafarnaúm (Mateo 8,5-13) pidió una curación a distancia para su ‘paĩs’, en heleno, cuya traducción fué regularmente ‘sirviente’.

el centurion y jesus

28Os digo que entre los nacidos de mujer, no hay nadie mayor que Juan; sin embargo, el mucho más pequeño en el reino de Dios es mayor que él. Mirad, los que visten con esplendor y viven en recrees están en los palacios de los reyes. 12Y cuando se acercaba a la puerta de la región, hete aquí, sacaban fuera a un fallecido, hijo único de su madre, y ella era viuda; y un grupo variado de la zona se encontraba con ella. 5porque él quiere a nuestro pueblo y fue él quien nos edificó la sinagoga. 47Por lo que te digo que sus varios errores le son perdonados, ya que amó bastante; mas aquel a quien se le excusa poco, poco quiere.

  • El día de hoy es la celebración de San Longinos, el centurión que por órdenes de Pilatos, estuvo con otros soldados al pie de la cruz del Señor Jesús y el que traspasó su costado con una lanza.

Leer mas sobre tablademultiplicar.net aqui.

acabó sus palabras al pueblo que le oía, entró en Capernaúm. Este razonamiento del centurión, honra grandemente a Jesucristo. Este centurión fue bendecido ya que se vejó enfrente de Jesús.

Este Centurión del que charla la Biblia en Mateo 8, no dejó que muchos obstáculos se interpusieran entre él y Jesús. Estas barreras lograron ser el orgullo, el dinero, la duda, el idioma, la raza o las diferencias que había entre el pueblo de roma y judío. Primeramente, debemos tomar en consideración que un centurión romano era un oficial con un mando táctico o administrativo en las filas del ejército romano. Estos militares contaban a su cargo con el mando de una centuria, la que estaba conformada de 80 a cien soldados.

En vez de eso, él se conmovió por el terrible mal de su sirviente y vino a pedir por la sanidad de un subordinado. La obra tuvo una gran repercusión, si se tienen en cuenta las ediciones conservadas , todas ellas de inferior calidad y con enorme participación del taller. La relación entre los dos protagonistas, la estructura compositiva y la ambientación guardan semejanzas con La familia de Darío enfrente de Alejandro Magno , otra obra de Veronés fechada hacia 1561.

Lea mas sobre gestiondeflotasdetransporte aqui.

Además de esto, es imposible que se refiera a un hijo por el hecho de que, desde el año 13 d.C. por el emperador Septimio Severo, se prohibió también a los centuriones tomar mujer y conformar familia. El jóven paralítico no podía ser el hijo del centurión ni el sirviente.

el centurion y jesus

el centurion y jesus

Rate this post

Acerca del autor

admin

Leave a Comment