Uncategorized

La mayor verdad sobre Zaqueo En La Biblia al descubierto

zaqueo en la biblia

No era fácil ser el más odiado –y el mucho más pequeño– de los hombres de la región, pero todo eso era algo que Zaqueo había aprendido a sobrellevar. Y el exitación de castigar a esa gente repudiable con aumento de impuestos lo compensaba todo. Con cada comentario degradante del público Zaqueo tenía planeado en silencio otra forma de sacar mucho más dinero de esos bolsillos prácticamente vacíos. Mira amigo, en contraste a tu y yo, en lo que menos se fija Jesús es en el dinero. Jesús a visto a Zaqueo, un pecador, y le afirma Jesús que bajara pronto pues convenía que él entrara en su casa.

El que los fariseos daban por perdido, hasta el punto de no arrimarse a él, fué salvado. Ya que el Hijo del hombre vino a buscar y a socorrer lo que se encontraba perdido. La opinión de la gente hace de Zaqueo un hombre pequeño para toda la existencia. La muchedumbre traba al cobrador de impuestos su contacto con Jesús. Todos somos hijos de Dios pero, en ocasiones, lo que de nosotros se piensa y se opina nos disminuye; especialmente si absolutamente nadie nunca nos ha valorado en aquello que verdaderamente somos. Tras todo lo mencionado, Jesús comunica que la salvación llegó a la vivienda de Zaqueo quien fuera también un descendiente de Abraham.

El Personaje De Zaqueo Biblia

Leer mas sobre software almacen aqui.

Y, corriendo delante, se subió a un árbol sicómoro para verle, pues debía pasar por allí. El maravilloso Jesús, invitado a un banquete donde al anfitrión le produce alegría, lo motiva al desprendimiento, donde él obsequia la salud universal. Jesús es amigo de pecadores, Jesús es una presencia que convierte. Zaqueo, baja próximamente, porque hoy debo alojarme en tu casa. Nuevamente nos regresa a asombrar la actitud de Jesús que toma la idea. De hecho, Zaqueo no le había pedido algo particular, él solo sencillamente gozaba de una curiosidad por entender a ese Jesús de quien probablemente había oído hablar.

Leer mas sobre significadodenombres.org aqui.

Judío de nacimiento, Zaqueo era cordialmente detestado por sus compatriotas gracias a su profesión, que lo ponía entre los pecadores públicos. En el seno de este círculo vicioso hace acto de presencia -inesperadamente- Jesús de Nazaret. Una vez perdonado Zaqueo recobra su dignidad humana y, poniéndose parado reconoce a Jesús como el único Señor de su historia.

zaqueo en la biblia

—Desde hoy, tú y tu familia son salvos, ya que eres un genuino descendiente de Abraham. Yo, el Hijo del hombre, he venido para buscar y salvar a los que viven apartados de Dios. Zaqueo bajó enseguida, y con mucha alegría recibió en su casa a Jesús. Y te derribarán á tierra, y á tus hijos dentro de ti; y no van a dejar sobre ti piedra sobre piedra; por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.

zaqueo en la biblia

Lea mas sobre paracrearunapaginaweb aqui.

La oración no se preocupa de mí, sino más bien del Señor… El acto esencial de la oración, en palabras de la hermana Wendy Beckett, es “estar desprotegidos/as frente Dios”. , date brío, desciende, por el hecho de que el día de hoy es requisito que pose en tu casa. si el impío devuelve la prenda, restituye lo que ha robado, anda en los preceptos de vida sin cometer iniquidad, ciertamente va a vivir, no va a morir. El peso de la existencia de Dios En este sermón, Jairo Namnún nos enseña a la luz de Éxodo 33, cuando menos cinco cosas que tienen que acontecer para que la presencia de Dios sea una situación en nuestras vidas. The articulo El peso de la existencia de Dios appeared first on Coalición por el Evangelio.

zaqueo en la biblia

Para la predicación, uno podría comenzar enseñando la interpretación común, la que quizás varios leales alardean como válida, para pasar a continuación a concretar la interpretación aquí compartida. Se podría preguntar por qué razón somos tan completados para poder ver a Zaqueo como pecador. ¿Va a ser por dado que es bien difícil admitir que Jesús, el defensor supremo de los pobres y marginados, aquí vindique a un sujeto rica? Por buenas causas, la interpretación común es muy habitual; es más atrayente la crónica de la transformación y salvación de un pecador. Es mucho más simple solidarizarnos con un Zaqueo pecador que halla a Jesús y cambia su historia. Considerablemente más bien difícil es aceptar que recurrentemente desempeñamos el papel de la multitud y pretendemos dictar quién es seleccionable para la salvación y quién no es de esta manera.

Y eso no son palabrerías, ni invenciones ni nada parecido. Poder presenciar que Dios existe y provee en la historia específica no, concretísima de un individuo es tener o prácticamente tener la fe. Mira amigo Hugo, yo tengo amigos que han dejado sus trabajos, sus viviendas, sus elementos por visto que fué tanto lo que le ha amado JESUS, que no les ha hecho falta nada de estas cosas. Y estos amigos andan de pais en pais entrado en viviendas de extraños anunciando esta SALVACIÓN. Un día, Zaqueo escucho que un colosal Señor iba llegar al pueblo, que lo proseguían multitudes, unos aseveraban que era el Hijo de Dios, otros aseveraban que era un lunático hijo de carpintero que se creía rey. Pero este hombre, despertaba la curiosidad de todos, charlaban bien o conversaban hablaban mal, pero estaba en boca de las multitudes.

También nosotros, gente corriente, logramos hallar nuestra medida específica, perseverar en ella y desde allí iniciar nuestro avance de conversión. Qué transformante va a haber sido el encuentro de Zaqueo con Jesucristo a fin de que este hombre resolviese corregir el rumbo de su historia. Probablemente desde el momento en que Zaqueo con tanto interés buscó a Jesús, sabía que su modo de accionar no era el acertado y sabía que entender a ese profeta le cambiaría la vida, si bien esto tuviese muchas consecuencias. Pone los medios precisos para un acercamiento cara a cara con el Señor. Esta breve descripción es suficiente para apuntarnos que Zaqueo no era un individuo simpática según los judíos en Jericó, la localidad donde Zaqueo vivía y trabajaba (vv. 1, 5-6).

En la Biblia logramos hallar casos similares al de Zaqueo, donde Jesús no repara en los vicios, pésimos hábitos o errores de la persona, pero si en el anhelo que dispone en su corazón para conocerlo y proseguirlo. Todos estas situaciones son de hombres y mujeres que fueron rechazados o señalados por la sociedad en la que vivían. El hombre principal puso enfrente del Señor a un ídolo extraño, ¡su riqueza! , sí, muchas veces sin darnos cuenta ubicamos “Ídolos” sobre el Señor que previenen nuestro desarrollo espiritual en Cristo, dándole la espalda. Aun frecuentemente lo hacemos para sentirnos admitidos por el resto, olvidando que lo que mucho más importa es que el Señor ahora nos aceptó y paso a habitar en nosotros. El joven rico era guardador de la Ley, la Torá judía, por otra parte Zaqueo incumplía según el pueblo, los mandamientos.

  • Estar de pie ante alguien es el verbo que expresa la dignidad humana.
  • Halla a un individuo que esté necesitada de Dios, que se haya alejado.

zaqueo en la biblia

Rate this post

Acerca del autor

admin

Leave a Comment