Historias

Pieza maestra Big Idea Series

Por admin

Esta serie va a ser un estímulo a fin de que todos empiecen a verse a sí mismos, a el resto y a la iglesia mediante la lente de Jesús, como pieza maestra de Dios.

A continuación
Cuando nuestra identidad está de manera firme arraigada en Cristo, nos transformamos en una nueva persona. Hallar nuestra identidad en Cristo es un proceso de siempre, una incesante ‘despojar a lo viejo’ y ‘poner lo nuevo’. Esta serie va a ser un estímulo a fin de que todos empiecen a verse a sí mismos, a el resto y a la iglesia por medio de la lente de Jesús, como la pieza maestra de Dios.

Mayo diez / Semana 1 – Soy la Obra Profesora de Dios
Gran Idea: Es Dios quien nos da nuestra identidad. No nos lo ganamos. Es un don de Dios que absolutamente nadie puede quitarnos.

Mayo diecisiete / Semana dos – Soy un miembro de la familia de Dios
Gran Idea: La Cruz de Jesús nos anima a hallar nuestra identidad primero en y a través de Él, y segundo nos capacita para aprovechar a quien nos creó para ser para el bien de este planeta.

Mayo veinticuatro / Semana tres – Soy un trabajo en progreso
Big Idea: Dallas Willard escribe: “Grace no se opone al esmero, sino más bien a ganar. Pablo escribe en Filipenses para “trabajar nuestra salvación”, mas no nos dice que la ganemos, sino “la vivamos”. Esta semana se trata de ser un trabajo en progreso (darse gracia en el viaje).

Mayo veinticuatro / Semana cuatro – Estoy dotado
Gran Idea: Dios nos ha pertrechado a cada uno de ellos de nosotros con determinados dones. Nuestro don es ser aprovechados por el bien; nuestro don no es un don independiente, sino debe unirse a los dones del resto para formar algo precioso. No somos una pieza maestra “singular”, sino una pieza maestra en un mosaico más grande que Dios está formando.

June siete / Semana cinco – Soy fuerte
Gran Idea: Somos fuertes debido al poder de Dios. Es Aquel quien lucha por nosotros, y la lucha no es contra el resto, sino más bien contra el mal. Somos nuestros más fuertes cuando nos percatamos de que la lucha no es contra mi hermano o bien hermana, sino más bien contra el mal, y somos más fuertes cuando dejamos que el poder de Dios luche por nosotros y a través de nosotros.

Acerca del autor

admin

Leave a Comment