Historias

Desafíos – La Roca Iglesia Cristiana

Por admin

¿Has tenido o bien tienes la sensación en tu vida que tienes por delante un reto bastante difícil de lograr y solo de ver lo complicado del tema te asusta avanzar? ¿Se cruzan en tu psique cientos y cientos de pensamientos a como más fatalista y negativo? Hubo un hombre, Moisés, a quien Dios eligió para utilizar como instrumento de acción para liberar a una nación de la esclavitud y ante tal reto propuso a Dios cuatro cuestiones: ¿Quién soy ?, ¿Qué les digo al pueblo de Israel en el momento en que me pregunten quién me manda?,  ¿Qué sucede si no me creen? Y finalmente, soy torpe en mi charlar. Ya antes de dar contestación a estas cuestiones te afirmaré, que Dios afirma en Su Palabra, que Él tiene pensamientos de paz y no de mal hacia nosotros con lo que siempre y en toda circunstancia nos extenderá Su ayuda en la mitad de la complejidad. En lo que se refiere a la 1ª pregunta, ¿Quién soy ?, Moisés se sentía intrascendente, no se daba valor del mismo modo y no se veía preparado, no obstante Dios aseveró su corazón diciéndole: “Ve, pues voy a estar contigo” (Éxodo 3:11-doce). No importa lo pequeños que nos sintamos frente a los desafíos grandes, si Dios nos asegura que viene con nosotros, en Él estamos seguros. En la 2ª pregunta, Moisés está preocupado por saber de qué manera explica a el resto quién le respalda en esta misión y cuál es su nombre. Dios, en Ex-. 3:14 se revela como “YO SOY EL QUE SOY”. En la mentalidad semítica, conocer el nombre de una persona o bien cosa equivalía, en determinado sentido, a tener o bien dominar a dicha persona o bien cosa nombrada. Nosotros no hemos creado a Dios, no obstante Él sí nos ha creado a nosotros y Dios desea revelarse como aquel que es Eterno, Principio y fin de todas y cada una de las cosas y todopoderoso. Él es y existe por sí solo. Opinar en Dios es cuestión de fe. La 3ª pregunta de Moisés estaría en la psique de todos , ¿Qué sucede si no me creen? ¿Has tenido la sensación que cuando compartes tus sueños  o bien metas que quisieses lograr en la vida te sientes cuestionado y se junta tu baja autoestima con el menosprecio del resto? Dios, de nuevo, asimismo tiene la contestación a este interrogante. A Moisés le mostró la encalla que llevaba y que utilizaba para dirigir a las ovejas, le hizo ver que mostraría Su Gloria y Su poder por medio de su vida y en lo rutinario. Debemos tener la seguridad que Él nos respalda y va a abrir puertas de una manera fantástica allá donde semeja que se cierran. Nuestra parte es rezar y opinar en fe que Él cumplirá su propósito en cada uno de ellos de nosotros. Su última cuestión está relacionada con uno de sus defectos pues afirma Éxodo 4:10 que Moisés no sabía charlar bien y se trababa en el momento de tener que comunicar algo esencial. Creo que a una enorme mayoría  nos sucede como a Moisés, y nuevamente Dios desea hacerle ver que nada impedirá que hable cuando deba charlar y calle cuando deba silenciar. Si Dios te guía a hacer algo asimismo te capacitará a fin de que todo lo que hagas, lo hagas bien incluso cuando te sientas enclenque. Querido amigo/a te animo a creerle a Dios en todo reto que tengas por delante y que no te desalientes frente a la contrariedad. En Cristo somos más que campeones.

1 Nov 2017

Escrito por: Gema de las Heras

¿Has tenido o bien tienes la sensación en tu vida que tienes por delante un reto bastante difícil de lograr y solo de ver lo complicado del tema te asusta avanzar? ¿Se cruzan en tu psique cientos y cientos de pensamientos a como más fatalista y negativo?

Hubo un hombre, Moisés, a quien Dios eligió para utilizar como instrumento de acción para liberar a una nación de la esclavitud y ante tal reto propuso a Dios cuatro cuestiones:

¿Quién soy ?, ¿Qué les digo al pueblo de Israel en el momento en que me pregunten quién me manda?, ¿Qué ocurre si no me creen? Y para finalizar, soy torpe en mi charlar.

Antes de dar contestación a estas cuestiones te afirmaré, que Dios afirma en Su Palabra, que Él tiene pensamientos de paz y no de mal hacia nosotros con lo que siempre y en toda circunstancia nos extenderá Su ayuda en la mitad de la complejidad.

En cuanto a la 1ª pregunta, ¿Quién soy ?, Moisés se sentía intrascendente, no se daba valor del mismo modo y no se veía preparado, no obstante Dios aseveró su corazón diciéndole: “Ve, pues voy a estar contigo” (Éxodo 3:11-doce). No importa lo pequeños que nos sintamos frente a los desafíos grandes, si Dios nos asegura que viene con nosotros, en Él estamos seguros.

En la 2ª pregunta, Moisés está preocupado por saber de qué forma explica a el resto quién le respalda en esta misión y cuál es su nombre. Dios, en Ex-. 3:14 se revela como “YO SOY EL QUE SOY”. En la mentalidad semítica, conocer el nombre de una persona o bien cosa equivalía, en determinado sentido, a tener o bien dominar a dicha persona o bien cosa nombrada. Nosotros no hemos creado a Dios, no obstante Él sí nos ha creado a nosotros y Dios desea revelarse como aquel que es Eterno, Principio y fin de todas y cada una de las cosas y todopoderoso. Él es y existe por sí solo. Pensar en Dios es cuestión de fe.

La 3ª pregunta de Moisés estaría en la psique de todos , ¿Qué sucede si no me creen? ¿Has tenido la sensación que cuando compartes tus sueños o bien metas que quisieses lograr en la vida te sientes cuestionado y se junta tu baja autoestima con el menosprecio del resto? Dios, de nuevo, asimismo tiene la contestación a este interrogante. A Moisés le mostró la encalla que llevaba y que empleaba para dirigir a las ovejas, le hizo ver que mostraría Su Gloria y Su poder por medio de su vida y en lo rutinario. Debemos tener la seguridad que Él nos respalda y va a abrir puertas de una manera fantástica allá donde semeja que se cierran. Nuestra parte es rezar y pensar en fe que Él cumplirá su propósito en cada uno de ellos de nosotros.

Su última cuestión está relacionada con uno de sus defectos pues afirma Éxodo 4:10 que Moisés no sabía charlar bien y se trababa en el momento de tener que comunicar algo esencial. Creo que a una enorme mayoría nos sucede como a Moisés, y nuevamente Dios desea hacerle ver que nada impedirá que hable cuando deba charlar y calle cuando deba silenciar. Si Dios te guía a hacer algo asimismo te capacitará a fin de que todo lo que hagas, lo hagas bien incluso cuando te sientas enclenque.

Querido amigo/a te animo a creerle a Dios en todo reto que tengas por delante y que no te desalientes frente a la contrariedad. En Cristo somos más que campeones.

Posts Recomendados

2 Dic 2017

Etiquetas: Amor, Dios, Fé

0 comentarios

21 Nov 2017

Etiquetas: Amor, Dios, Fé

0 comentarios

Acerca del autor

admin

Leave a Comment